Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Al filo del mañana

Por Alejandro Arranz

-Nunca una película tan cercana a un videojuego se había percibido tan ingeniosa, divertida, emocionante y -a su modo- compleja, es un triunfo de alto nivel, un blockbuster con cerebro y corazón que llega dispuesto a dejarte sin aliento
-A pesar de ser convencional en muchas ocasiones lo que tenemos aquí es ciencia ficción fresca, dinámica y efervescente; Tom Cruise puede carecer de ciertas aptitudes pero siempre es y será una apuesta segura para este tipo de películas.

A pesar de ser una novela gráfica muy conocida seguro que muchos de vosotros no habéis tenido el placer de disfrutar All you need is Kill del autor japonés Hiroshi Sakurazaka, por otro lado si sabéis algo del argumento veréis que su adaptación cinematográfica resulta una propuesta de lo más interesante, además en la dirección tenemos al señor Doug Liman, que dio el pistoletazo de salida a la saga Bourne y también tiene otro par de trabajos de menor interés como puede ser Jumper o Sr. y Sra. Smith, aún así os aseguro que es un director competente y que imbuye sus películas con un fantástico frenesí que no permite que te aburras ni un momento, a cargo del guión encontramos a Dante Harper y Joby Harold, dos presencias bastante sutiles pero que como comprobaréis realizan un trabajo muy eficiente. Por último tenemos el reparto, encabezado por un muy apropiado Tom Cruise que sin embargo sorprende con un personaje poco habitual para él, para secundarle están otros nombres importantes como Emily Blunt, Bill Paxton o Brendan Gleeson.

Buen comienzo, es lo que tengo que decir sobre como nos presentan el tiempo en el que se desarrolla la acción, doble minipunto cuando entra en escena un Tom Cruise tan divertido como diferente, es raro encontrar semejante personaje protagonista en un blockbuster de éstas características, raro que no erróneo; el uso de exoesqueletos y un par de cosas más que han introducido son decisiones muy apropiadas y de hecho ya se usan hoy en día, sin embargo hay que esperar un poco para verlos en acción, algo importante pues es la primera de muchas veces que vamos a vivir el mismo día; presentado el escenario y a los personajes ya sólo queda iniciar la partida. El guión tiene un par de fallos algo molestos al principio pero nada importante, una vez en la playa lo único que queda es disfrutar del torrente de acción (al estilo videojuego) que se nos viene encima, luego muere el protagonista, menudo spoiler me acaba de salir sin querer, no importa luego revive, bromas a parte, a partir de la primera muerte asistiremos a un espectáculo circular de morir y repetir en la forma más divertida que os podéis imaginar, una vez más la fuente de referencia principal sería un videojuego, mueres y repites hasta que lo consigues; la verdad es que el libreto de los señores Harper y Harold está entre la sorpresa y la decepción, por un lado no me esperaba ni la mitad de inteligencia o agudeza de la que acaba teniendo el filme, esperaba más fallos y mucha mayor simpleza, sin embargo la otra cara de la moneda es menos halagadora, al descubrir la alegría llega la desdicha, hay mucho contenido desaprovechado, los personajes son más huecos de lo que debieran y todo se muestra bastante convencional, hay mucho ingenio a la hora de ejecutar la propuesta pero muy poco genio.

alfilodelmanana2

Seguramente estamos ante el blockbuster más entretenido del momento y uno de los mejores de la cada vez más próxima temporada de verano, potentes escenas de acción con buenos efectos especiales y criaturas con unos diseños realmente excelentes todo bajo un fondo de viajes en el tiempo, además de un par de secundarios geniales y una historia muy interesante que se mueve con habilidad entre los distintos tonos y géneros, no es difícil conformarse con eso; pero no es oro todo lo que reluce, la película de Liman tiene cantidad de asperezas que le acaban por pasar factura a lo largo del metraje, puesto que hablaba de géneros es oportuno apuntar que -como era de esperar- hay una historia romántica de esas típicas e insulsas detrás de la aventura “sci-fi”, ya no es sólo la manía de añadir la trama romántica entre el protagonista masculino y la femenina, es que si te molestas en que salga haz algo para que no esté cogida con pinzas, directamente se llega a otro problema de la aventura, la señorita Blunt tiene la expresión de un Terminator y la química en pantalla entre ella y Cruise está muerta pero bien muerta, y ya os digo que no revive nunca en las casi dos horas de película; Cruise nos sorprende con un registro totalmente diferente y eso es todo un acierto, sin embargo poco a poco va cruzando la línea hasta llegar a su típico papel, incluso se pasa de guay en un par de escenas que vienen a ser los habituales trucos de manos que tantas veces hemos visto en el género de los viajes en el tiempo, de todos modos aunque su papel pierde intensidad e interés su carisma se mantiene intacto y es que es este tipo de cine donde Tom Cruise actúa como pocos. A pesar de todos sus pequeños y no tan pequeños fallos, lo peor de la película es precisamente lo que no aparece en pantalla, faltan explicaciones y matices en el desarrollo de personajes que podrían haber dado mucho juego, éstos se eliminan para hacer más llevadera la cinta y que así el ritmo no se resienta pero de todos modos donde podía haber habido genio y donde la película podía haber rematado el trabajo es donde el convencionalismo acaba por hundirla, la cruda realidad es que un blockbuster siempre será un blockbuster…

Debido a la duración y a la incesante repetición puede llegar a hacerse muy tediosa hacia el final, en especial porque es la parte más floja, tira de recurso fácil y cierra el espectáculo en a penas unos minutos, esa parte puede llegar a hacerse incluso aburrida habiendo llegado tras expectativas incumplidas y variedad de fallos, y la verdad es que la película se vuelve muy común con el paso de los minutos, que si escenas con credibilidad nula, montaje flojo y en especial el confuso y pasajero desenlace que deja cabos sueltos y no termina de encajar, a los señores guionistas y al director Doug Liman no creo que les hubiera costado esforzarse un poco más y añadir un par de minutos a la conclusión, para finalizar subrayo la buena dirección del susodicho Liman, el espléndido diseño de producción y la -en ocasiones- soberbia fotografía; una buena -que no gran- película, excelente en muchos aspectos pero que fracasa en muchos otros que la hubieran convertido en una de los mejores cintas de ciencia ficción de los últimos años, aún así está por encima de la media del género y brinda un entretenimiento feroz e inteligente con momentos brillantes, es como si Misión Imposible, Starship Troopers y Atrapado en el Tiempo se fusionaran; una película que no deben perderse y que no les defraudará.

Alejandro Arranz

Escribe un comentario