Image Image Image Image Image Image Image Image Image

After the Dark

Por Jon San José Beitia

Producción que parte de una premisa inicial interesante y atractiva, presentando a un grupo de estudiantes que deberán pasar un siniestro test de su profesor de filosofía que les va planteando situaciones de vida o muerte para desenmascarar sus personalidades y comportamientos ante situaciones de peligro.

La premisa inicial del argumento resulta enigmática y magnética, pero, a medida que avanza, resulta reiterativo y va perdiendo fuerza, progresivamente, de una forma acelerada y sin frenos. Presenta unos personajes muy típicos de este tipo de producciones, todos jóvenes y guapos en pleno crecimiento, con mucha ilusión por participar en su primera película y poco talento en su gran mayoría. Va perdiendo interés a medida que se va descubriendo el esquema que lleva el argumento, cayendo en la reiteración de ideas y situaciones, convirtiendo lo que inicialmente podía resultar mínimamente interesante, en algo soporífero e insufrible.

afterthedark2

Cuenta con unos efectos especiales discretos e incluso podría decirse que mediocres e innecesarios, lo que trata de contar o trasmitir, se podría haber conseguido sin aparatosas erupciones volcánicas y más teniendo en cuenta que todo parte del planteamiento de las situaciones que presenta el profesor y que, en todo momento, están en clase haciendo que todo resulte innecesario. Las situaciones que plantea son interesantes, pero considero que uno no sabe cómo va a comportarse hasta que se encuentra en verdadero peligro, así que como clase filosófica deja mucho que desear.

No resulta satisfactoria en ningún aspecto, las interpretaciones rozan el ridículo, el argumento se va diluyendo como azúcar en café y se hace tan pesada como un ladrillo en la cabeza. Lo mejor que puedo hacer con esta película es recomendar que si el mundo se va a acabar ésta sea la última película que se plantee salvar.

Jon San José Beitia

Escribe un comentario