Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¿A quién le importa lo que yo haga, a quién le importa lo que yo diga?

Por Javier Morales

María Antonieta, Sofía Coppola, 2006

Qué ingente montón de barbaridades se acaban leyendo por estos mundos de Dios. Qué increible afán dañino sigue habiendo en este mundillo contra todo aquello que se sale de la norma.

Es cierto, mea culpa, he de reconocer que fui al cine dispuestísimo a criticar ferozmente a la Coppola, de quien me encantó Las vírgenes suicidas y me entretuvo, y poco más, la valoradísima Lost in traslation. Debe ser que aún no me convence su inclusión en la trilogía más grande jamás narrada, como actriz, y sí, le tengo tirria…

Pero la tía se ha liado la manta a la cabeza y dispuesta a fastidiar a más de uno (estoy seguro de que ya sabía cuáles iban a ser las reacciones que esta película despertarían en el público), nos cuenta la vida de esta reinona como le ha venido en gana, esto es, siendo un reflejo fiel a la magnífica biografía en que está inspirada, pero maleándolo todo a su gusto.

La crítica se empeña en atacar la inclusión de temas poperillos cuando realmente lo menos atemporal, lo menos irreverente para cualquier purista irreflexivo es ni más ni menos esa decisión de incorporar aleatoriamente piezas anacrónicas a otras de cámara a veces no menos anacrónicas. Me explico: Lo fascinante a mi juicio, lo más atemporal, pero no en el sentido negativo que muchos se emplean en usar, sino en el radicalmente contrario, es decir, haciendo más humana una historia que de por sí es todo lo humana que cabe, pero facilitándonos el acceso, la impregnación en ella, son las interpretaciones de sus actores, fabulosos, en especial Kirsten Dunst, que últimamente nos da una de cal y otra de arena sin dejar de gustarnos.

mariaantonieta2

Hay momentos en los que lo que ves, lo que Coppola nos está contando es tán cercano, tán real (je, je, je) que parece sacado del hoy más que del ayer. Y es evidente que la directora podía y puede haber hecho un film de época al uso, pues nada falla en la ambientación y dirección artística, fastuosa a ratos, como lo narrado requiere. Lo que sucede es que la señorita Coppola ha querido hacerla así, retarnos, contarnos lo que quiere como quiere, y realmente la jugada le ha salido redonda. Y rosa.

Lo mejor: Kirsten. Artísticamente nada tiene que envidiar a reconocidísimas dramas de época, pero el crisol de modernidad que todo lo impregna la hace única, desde unos títulos de crédito retadores, perfectos. Los actores, sobresalientes la mayoría.
Lo peor: Como tantas cosas inteligentes, despertará urticarias y orgasmos a partes iguales… ¿es eso malo?

Comentarios

  1. JESUS PALACIO ROLLÁN

    ¿Y este cambio radical???????
    Maria Antonieta????
    GENIAL CRÍTICA, pero… NO SOPORTO ESTA PELÍCULA!!!
    Aún así, en serio, pienso darle una segunda oportunidad este finde aunque sólo sea por tu gran crítica…
    Nuuuunca cambiareeee…
    JEJEJEJE
    Felicidades, mónstruo!!!

  2. LUCHI

    Disiento nuevamente con Jesús.
    Fabulosa renovación, que no todo es terror, y así nos demuestras que sabes de otras muchas cosas…
    Mis más sentidas felicitaciones, genio!

  3. RAMON

    BUENA CRITICA, COMO TODAS LAS TUYAS.
    COMPARTO CON LUCHI LA DE LA RENOVACIÓN.
    FELICIDADES Y SALUDOS.
    RAMON

Escribe un comentario