Image Image Image Image Image Image Image Image Image

50 Sombras de Grey

Por Viktor Lyon Defeis

Vaya por delante que no he leído ninguna de las tres novelas de E.L. James, por lo tanto no sabría decir si la adaptación de Taylor a la pantalla grande de la primera de ellas es un calco, un acercamiento con un parecido certero o un viva la virgen sacado totalmente de la realidad de las páginas de la autora.

Lo que sí sé es que Taylor ha rodado una película entretenida y diría que de una elegancia sublime. En ese sentido puede que el respeto por la obra de la escritora se haya visto satisfecha por ésta, la cual ha seguido muy de cerca el trabajo de adaptación de su obra a la gran pantalla.

Las cosas como son, la película es bonita y sensual. Por tanto, quién espere ver una historia de sexo desesperado, con una alta dosis de erotismo o una película pseudo-porno se equivoca. Los espectadores que busquen eso pueden tenerlo en mayor media en las dos partes de Nymphomaniac de Lars Von Trier, en La vida de Adele de Kechiche, por nombrar algunas alternativas relativamente recientes, u optar por rebuscar en la zona X de su vídeo club digital habitual. El límite y los gustos que los fije cada uno. En realidad esto es otra cosa, se trata de una historial sexual sí, pero rodada y contada con gusto y cuyas escenas están muy bien cuidadas. No sé si el hecho de que la novela original, escrita por una mujer, haya sido guionizada a su vez por una mujer y dirigida igualmente por una mujer tiene algo que ver con ese punto tan exquisito (y lo digo literalmente, para bien y para mal) pero desde luego que su peso tiene en toda esta historia.

50sombrasdegrey2

Particularmente, dejando a un lado que cada lector o lectora se ha formado su peculiar imagen mental de Ana Steele y Christian Grey, el trabajo de los actores es bastante bueno, más elogiable la interpretación de Jamie Dornan que me ha sorprendido para bien, que el de Dakota Jhonson, aunque ambos lucen de manera especial en la película, gracias sobretodo a la evolución que dan a sus personajes a medida que avanza el metraje, llegando a una metamorfosis total al final de la misma.

Creo que la sugestión que se crea gracias al detalle de las palabras es muy difícil de adaptar a la pantalla, muy pocas obras lo consiguen, de ahí tantas y tantas decepciones que van a surgir por 50 Sombras de Grey por parte de todos sus lectores, admiradores y críticos oscuros pero la realidad nos deja una película entretenida, bien dirigida, elegante y que te deja hambriento, sobretodo para los que no hemos leído los libros, de saber cómo continúa esta excitable y excitante historia de lucha y amor.

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Comentarios

  1. Patricia Robles

    Tanto el libro como la película tienen demasiada fama para lo que realmente son. Aunque al que le guste que la disfrute :-)

Escribe un comentario