Image Image Image Image Image Image Image Image Image

12 años de esclavitud

Por Jon San José Beitia

12 años de esclavitud recoge los abusos y vejaciones vividas por Solomon Northup, un músico negro, que fue drogado y secuestrado para recibir el trato de un esclavo. Un relato basado en hechos reales que ofrece el duro periodo de tiempo que vivió un hombre libre al ser esclavizado. Un periodo de doce años que recoge la pesadilla vivida por un hombre en una etapa puntual de su vida que sirve, a su vez, para aproximarse en la distancia a los numerosos abusos sufridos por toda la comunidad negra durante muchos años.

La película presenta un aspecto técnico y una ambientación muy conseguida, captando el estilo de vida de la época, la forma de pensar y de actuar de los hombres ante la esclavitud como algo lógico y normal, salvo casos puntuales, más racionales. El director opta por manipular los tiempos, empleando un montaje tramposo que le permite ofrecer el acomodado estilo de vida del protagonista en otra época para dar paso a un brutal cambio donde sufrirá en sus propias carnes la potencia del látigo.

Cuenta con un reparto excepcional que está inconmensurable, dando verosimilitud a lo que cuenta la historia, con interpretaciones llenas de intensidad, sentimiento y autenticidad, destacando la labor de los intérpretes secundarios como Michael Fassbender, tremendo en su papel, y la bella Lupita Nyong’o, digna merecedora del Óscar, por su delicada y emotiva aportación, personajes secundarios que dan mayor empaque al conjunto del relato.

12anosdeesclavitud2

Los responsables de la película evitan caer en el sentimentalismo y en la manipulación emotiva del espectador, haciendo que por momentos llegue a resultar un relato frío y distante. Abusan del empleo de escenas violentas, cayendo en la reiteración del maltrato que sufrían los esclavos, sin llegar a profundizar en las emociones. Ese tratamiento distante, influye en la interpretación del papel protagonista, encarnado por Chiwetel Ejiofor, que personalmente considero que no llega a conectar con el espectador y que se pasa gran parte de la película poniendo cara de pasmado, sin llegar a trasmitir verdaderos sentimientos y haciendo que su personaje parezca totalmente evadido de los duros acontecimientos que está viviendo.

La película producida por Brad Pitt, reserva para él un personaje de corta duración pero de gran importancia en el devenir de los acontecimientos, haciendo que el duro viaje del protagonista alcance un desenlace demasiado fácil y precipitado.

A pesar de reunir y ofrecer un gran reparto y apoyarse en un argumento basado en hechos reales impactantes, considero que, 12 años de esclavitud, ha sido una película sobrevalorada y que el paso del tiempo dejará en el olvido.

Jon San José Beitia

It's only fair to share...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Escribe un comentario