Image Image Image Image Image Image Image Image Image
BSO

La música tenía un precio

Por Diego Bordonau

(Cara B)

Comenzaré esta segunda parte dedicada al compositor romano con un medley de la que da título a esta segunda entrega, La muerte tenía un precio (1965) que incluye una de las melodías más recordadas y representativas de su extensa colaboración con su fiel director de El bueno, feo y nada malo Sergio Leone, con lo que es el segundo film también para Morricone después del remake en clave de western de otra grande como Kurosawa, Por un puñado de dólares, un año antes, comenzando así un ciclo y la creación de un nuevo género que hoy en día causa admiración, el famoso “Spaghetti Western”, cuyo representativo emblema son ambos dos.

musicapreciovideo1

Sin duda es una de las melodías más bellas y evocadoras jamás escritas para el cine que, junto al tema de Deborah para Érase una vez en América, suponen la cumbre para mí del compositor italiano, si es que alguna vez bajo de ahí. Perfecta en la obra maestra de Leone y del género, todavía más en el perfecto rostro de una Claudia Cardinale en la imprescindible Hasta que llegó su hora (1968). Como curiosidad en el 2003 grabaron el tema de nuevo para el álbum Focus de una Dulce, cantante de fado portuguesa.

musicapreciovideo2

De factura casi idéntica a su mejor tema por sus similitudes, el genio de Morricone nos ofrece otro tema a la altura del anterior para otra de las obras mayores de Leone como será Érase una vez en América (1984). Su melodía es casi tan parecida que a mí me resulta muy difícil diferenciarlas entre sí, siendo estos dos temas, los más preciosistas de Morricone. Y no quiere decir eso que se copie a si mismo, que podría hacerlo, sino todo lo contrario, porque a otro de los grandes también le ocurre y eso no es otra cosa que síntoma de grandeza, el plusmarquista John Williams.

musicapreciovideo3

Cambiando totalmente de registro, tan sólo 2 años antes y para que el que piense que Morricone solo hacía música del oeste aquí tenemos una BSO que forma parte del elenco interpretativo convirtiéndose en un personaje más para darle más tensión al film de terror de Carpenter La Cosa (1982) ya que sin la música, la película no sería lo mismo. Fundamental para la cinta y aunque no tenga la vistosidad de los otros temas, es una BSO pura y dura entendida como complemento y acompañamiento del film.

musicapreciovideo4

Posiblemente junto con la de La misión sean los temas más populares y recordadas por el público al nombrar a Morricone, quizás por el éxito de la  cinta y lo especial de su historia, un canto nostálgico al Cine y a la niñez, la maravillosa Cinema Paradiso (1988) de Tornatore, su compatriota y que incomprensiblemente no fue considerada en los Óscar, enmendando el error años después en otra colaboración juntos con Malena vista en la Cara A de este especial, pero si consiguiendo el Óscar para Italia y ser conocida mundialmente.

musicapreciovideo5

Y para terminar esta parte, lo haremos con otra potentísima y bella melodía que el genio de Tarantino supo rescatar para sus bastardos en 2009 y que Morricone compuso en 1973 para la película italiana Revolver con Oliver Reed y Fabio Testi, que nos servirá de enlace para la próxima y última entrega dedicada a aquellas Rarezas casi todas rescatadas por el de Tennessee para sus films encontrando en el italiano, un amigo.

musicapreciovideo6

Como curiosidad arriba en lo que es la segunda fotografía de portada hay una foto de infancia de 1937 donde aparecen un joven Sergio Leone (segunda fila de arriba) cerca de otro joven Ennio Morricone (4º fila de arriba) cuando estudiaban 3º de primaria, todo un documento gráfico impagable.

Leer Erase una vez… Ennio Morricone

Escribe un comentario