Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Enrique Fernández Lópiz

De cómo la antigua burguesía catalana dio luz al arte

Por Enrique Fernández Lópiz

El señor Esteve es una película cuya historia transcurre en la Barcelona del siglo XIX. En ella confluyen, como autores principales de la obra, dos pesos pesados del arte: Edgar Neville (nacido el Día de los Inocentes de 1899-1966) como director; y Santiago Rusiñol (1861-1931), autor de la novela que la inspira.

Empiezo por su director y guionista Edgar Neville, un polifacético aristócrata madrileño que cultivó diversos géneros artísticos con gran talento, sobre todo la literatura y la cinematografía. Por su filiación al bando nacional tras la guerra, no fue incluido como debiera en la nómina de intelectuales de la Generación del ‘27, como le ocurriría también a sus amigos escritores falangistas Miguel Miura, Tono, Enrique Jardiel Poncela o Álvaro de la Iglesia. Pero fue un hombre de éxito, lo que incluyó la carrera diplomática y docenas de rocambolescas actividades como las de dramaturgo, novelista, poeta, publicaciones en prensa y revistas, y Leer Artículo

Matando de lejos y suavemente, como el sistema

Por Enrique Fernández Lópiz

En Mátalos suavemente dos hombres blancos recién salidos de la cárcel, con pocas luces y drogadictos, son contratados por un tercer mafioso de tres al cuarto para que roben el dinero de una lucrativa partida de póker ilegal. En teoría, la responsabilidad de la partida es del organizador del juego, que ya había pasado por un episodio similar. Tras el robo, supuestamente los ladrones disfrutarían del dinero y podrían comenzar una vida nueva. Pero el dinero que finalmente roban pertenece a la mafia, que entra en contacto con un investigador de primer orden y asesino profesional de nombre Jackie Cogan, para que encuentre y liquide a los culpables que nunca habrían poder imaginado semejante pastel.

No hace mucho tuve la oportunidad de volver a ver este interesante thriller de gánsteres, ladrones de poca monta, mafiosos y criminales a sueldo dirigido por un atinado Andrew Dominik que consigue Leer Artículo

Grande e interesante película: amor, duelo, injusticia y cine ‘trans’

por Enrique Fernández Lópiz

Una mujer fantástica me ha parecido una cinta maravillosa. Yo busco el cine que hable de la existencia humana con todos sus matices, bien narrada la historia, salvaguardando la estética en todo sentido y la calidad técnica. Esta es una de esas películas que te deja, a pesar del drama, un buen sabor de boca, que te ilumina el espíritu. No hay cacharrería ni un rebuscado o sofisticado guión para hacer vibrar al espectador o provocarle escalofríos. Esta cinta, en su planteamiento abarca el universo de la identidad sexual, el amor, la pérdida, el duelo y la denuncia social ante las injusticias. No te deja impávido, te hace reflexionar sobre este mundo que vivimos, en tantas ocasiones insólito y cruel.

Marina Vidal (Daniela Vega) es una transexual que aspira a ser cantante pero que mientras tanto trabaja de camarera. Mantiene una relación Leer Artículo