Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Enrique Fernández Lópiz

Película de juicios que despunta por la estúpida tecnología

Por Enrique Fernández Lópiz

En El jurado, una joven viuda cuyo marido ha sido asesinado por un hombre que portaba un arma automática, interpone en Nueva Orleans una demanda que va contra una potente industria armamentística. Responsabiliza a la tal empresa de la muerte de su esposo. Es un juicio en el que están en liza millones de dólares.

El abogado Wendall Rohr (Dustin Hoffman), defenderá los intereses de la viuda. Rohr es un abogado del sur, íntegro, que ha puesto todo su empeño en el caso. En tanto, como cara oculta de la defensa está Rankin Fitch (Gene Hackman), un brillante pero despiadado experto en jurados. Fitch tiene un complejo centro de mando situado en una amplia nave industrial, con todo tipo de aparatos electrónicos y un nutrido equipo de personas. Pues bien, Fitch y su Leer Artículo

Mediocre pero curiosa versión de la historia de Jesús

Por Enrique Fernández Lópiz

La espada y la cruz es un film rodado en ‘Tierra Santa’ que trata, como otras obras de sobra conocidas, sobre la historia que rodeó la vida de Jesucristo. En este caso la perspectiva se toma desde el centurión romano Cayo Marcellus (Jorge Mistral) que ha sido enviado para controlar al Gobernador Poncio Pilatos (Philippe Hersent), el cual está enfrentado a los sublevados rebeldes de Judea. En la película hay viajes, batallas y principalmente la Magdalena (Yvonne De Carlo), así como la propia crucifixión de Cristo. María Magdalena ocupa un lugar principal en la historia, una hetaira amancebada con un judío de poco fiar. Tiene la Magdalena otros pretendientes como el centurión Marcellus. Pero la mítica Magdalena ha sentido una intensa atracción espiritual por Jesús. Así, esta mujer Leer Artículo

Desternillante road movie con el tándem De Niro-Grodin

Por Enrique Fernández Lópiz

En Huida a medianoche, Jack Walsh (De Niro) es un cazador de recompensas, ex-policía de Chicago, que sólo piensa en abandonar esa profesión para poner una cafetería. Pero hete aquí que recibe el encargo de capturar a un contable, Jonathan Mardukas, de mote “El Duque” (Charles Grodin), que se ha fugado con quince millones de dólares de la cuenta de Jimmy Serrano (Dennis Farina), un peligroso mafioso del crimen organizado. Serrano es por cierto el responsable de que Jack tuviera que dejar el cuerpo de policía y a su propia familia. Por ese trabajo Walsh cobrará cien mil dólares y plata manda. Además, parece un trabajo sin complicaciones; lo difícil será llevar a El Duque de Nueva York a Los Angeles en unas pocas horas. Mardukas tiene pánico a volar, por lo Leer Artículo