Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Enrique Fernández Lópiz

Penosa película de guerra que ignora a los protagonistas navajos

Por Enrique Fernández Lópiz

Windtalkers es una película basada en hechos reales, concretamente en la labor de los operadores militares de la etnia india de los navajos durante la II Gran Guerra contra Japón. Sin embargo, el tal cuerpo de indios recibe escasa atención en el metraje, concentrado como está en la pólvora y en el nefasto protagonismo de Nicolas Cage.

La cosa es o debería haber sido así: durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) el avance de las tropas americanas en la campaña del Pacífico, se ve gravemente imposibilitado por la circunstancia de que los servicios de inteligencia japoneses descifran con facilidad los mensajes militares. En 1942, varios centenares de indios navajos son entrenados para emplear un código secreto basado en su lengua materna. Éste fue el único código que los nipones no pudieron descifrar. En el film, los protagonistas principales son dos Leer Artículo

Meritorios Coen, historia de una caza

Por Enrique Fernández Lópiz

En No es país para viejos, Llewelyn Moss (Josh Brolin) se encuentra cazando antílopes en 1980, en el oeste de Texas, en la frontera cerca de río Grande. Moss descubre un grupo de coches con hombres acribillados a balazos junto a un cargamento de droga y un maletín con dos millones de dólares en efectivo. Todo hace pensar que el negocio acabó mal. Un mejicano moribundo pide agua a Moss quien sin hacer caso coge el dinero y se va a su casa. Pero los remordimientos hacen que vuelva al lugar con agua para el hombre malherido al cual encuentra ya muerto. Es en este punto cuando un grupo de sicarios lo descubre y se entabla un tiroteo y posterior persecución que habrá de durar todo el metraje. Una vez que ha escapado Moss, vuelve a su casa, coge el dinero, manda a su esposa Carla Jean (Kelly Macdonald) con su madre y dirige sus pasos a un Motel de carretera en el condado vecino, donde deposita el maletín en la canalización del aire acondicionado. Leer Artículo

Lo extraordinario del film lo hace creíble

Por Enrique Fernández Lópiz

En cuerpo y alma es una película sin duda original, con frescura, una nueva opción fílmica alejada de tópicos de todo tipo, desde los hollywoodienses hasta las producciones más conservadoras del actual cine europeo. Es una historia narrada con sencillez que, empero, introduce un factor casi surrealista que va dando forma al film, envolviendo al espectador en un mundo romántico sugerente, a la vez que intrincado y misterioso. “Parece una alegoría de lo que va a ser la historia, pero las escenas con los ciervos alcanzan un poderoso significado, ya que los dos protagonistas sueñan que son ciervos, y sus sueños marcarán la pauta de la relación mutua y de la historia” (Qim Casas). La circunstancia de que compartan un sueño idílico de ciervos felices resulta una licencia artística tan desopilante que nos gana de inmediato y hace, por extraordinario, creíble el relato. Aparente Leer Artículo