Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Miradas

Ciencia ficción de elevadas pretensiones

| Enrique Fernández Lópiz

Por Enrique Fernández Lópiz

Esta película, La llegada, es cine de ciencia ficción, pero no del estruendoso, banal, de aventuras o juvenil; es más bien una obra con pretensiones y cierta grandilocuencia en el mensaje. En este film se habla de casi todo: de extraterrestres por supuesto; de Física cuántica y la dimensión tiempo en la teoría de la Relatividad; de la Gramática Generativa de Noam Chomsky o la hipótesis Empirista de Sapir-Whorf, según la cual el lenguaje determina el pensamiento; de una forma de comunicación que viene de afuera y que asemeja al test de Rorschah; de la pareja y la maternidad; de los males y desgracias que jalonan la vida; de la posibilidad de visionar el futuro; de la conciliación entre los pueblos; de Leer Artículo

Deepwater Horizon (Marea Negra)

| Alejandro Arranz

Por Alejandro Arranz

-Berg logra incrustar la llameante asfixia en el espectador, pero la falta de contenido convierte la propuesta en una película más de catástrofes. El aburrimiento se apodera de mí. -A pesar de ser dramáticamente nula, el reparto hace un gran trabajo dándole humanidad a sus personajes. Estupendo Kurt Russell.

Voy a ser claro, en general me aburre el cine de catástrofes. Más concretamente la situación actual del género, que es una fuente inagotable de explosiones donde predomina la absurdez, la superficialidad, la inanidad y -a menudo- el sentimentalismo de telefilme. Cuadra que tampoco me gusta Peter Berg, pues en lo que a cine se refiere prácticamente solo le acepto Hancock. Y seamos sinceros, sus dos últimas películas Leer Artículo

Jane Austen de la mano de Whit Stillman

| Enrique Fernández Lópiz

Por Enrique Fernández Lópiz

Hay en mi ciudad, como creo ya haber apuntado alguna vez, un cine llamado El Madrigal que sólo proyecta películas en exclusiva, provenientes mayormente de la industria europea. Me gusta ir a este cine que encierra entre sus paredes el aroma de las antiguas salas, de cuando un cine era un solo cine y no una multisala de las que hoy abundan. Recinto amplio aunque asientos un poco incómodos, pero hay que pagar peaje en este tipo de salas, pues a cambio se disfruta de su extensión y buena atención de un personal que parece interesado por el cine como arte y por el público que asiste. Amor y amistad es la última obra que he visionado en este establecimiento, estreno, con unas críticas muy buenas con todo tipo de Leer Artículo

Cuatro actrices que darán mucho de qué hablar

| Íñigo Bolao Merlo

Por Íñigo Bolao Merlo

La historia del cine español, como la de la televisión y la del teatro, se puede escribir tomando las generaciones de actores y actrices como referencia. Sin embargo, la tarea resulta muy difícil, por la sencilla razón de que ha habido tantas y tantas que podríamos perdernos en medio de una inmensa maraña de fuentes documentales y Leer Artículo

Como dos gotas de lluvia

| Marcos Cañas Pelayo

Por Marcos Cañas Pelayo

Cae la lluvia con efectos diferentes para ambas, aunque el fuerte caudal que reciben las dos películas es idéntico. Entre Sin City (2005) y su secuela, A dame to kill for, pasaron nueve años de tormentas, aquellos que marcaron a la audiencia para acostumbrarse a la estética comiquera en el séptimo arte, a la violencia desmedida y el toque de Frank Miller, bendecido por la recepción de su Leer Artículo

Una serie de los sesenta en España: los inicios de la TVE

| Enrique Fernández Lópiz

Por Enrique Fernández Lópiz

Eliot Ness (Robert Stack) fue un personaje histórico, la auténtica bestia negra de los gánsteres de Chicago durante la época de la llamada Ley Seca (1920-1933). Ness alcanzó la fama, sobre todo cuando consiguió arrestar a Al Capone. Pero Ness y sus hombres, llamados los "los Intocables", también se enfrentaron a criminales de la catadura de Dutch Schultz, Lucky Luciano o Ma Barker.

Quiero rendir un pequeño homenaje a Los Intocables, serie que se estrenó en la precaria TV Española de Leer Artículo

House of Cards (3ª temporada). Confirmando la mejoría

| Toni Ruiz

Por Toni Ruiz

Por si hay alguna duda causada por mis -a veces malinterpretadas- palabras sobre esta serie, que quede claro: yo me bebo House of Cards. Esto no significa que la vea compulsivamente como me ocurre con otras series, sino que es un producto entretenidísimo, que se digiere con facilidad y que sabe cómo mantener nuestra atención con cada minuto de su trama. No es poco mérito. Simplemente la he acusado a veces de ser algo tramposa y de que su dinamismo suele maquillar carencias que Leer Artículo